Más
Entra aquí al PORTAL GREMIAL

3

a

La Turbulencia

La Turbulencia

  • 1971

    Correspondencia entre Presidente de la Cámara Arsenio Alcalde y Presidente Salvador Allende

  • 1973

    Redacción de Estatuto de la Construcción.

  • Informe situación económica del país

  • Empresas y Relaciones de Trabajo

  • 1975

    Fundación de la Corporación de Capacitación.

  • 1976

    Fundación de la Corporación Habitacional.

  • Celebración del 25° aniversario de la Cámara.

  • 1977

    Implementación del programa de subsidio habitacional.

  • 1979

    Fundación de la Corporación Deportiva.

  • Expansión Regional: Calama.

  • 1980

    Expansión Regional: La Serena.

  • Discurso Máximo Honorato en 76º Reunión del Consejo Nacional

El programa de gobierno de la Unidad Popular aspiraba a mejorar la distribución del ingreso, ampliar los servicios gubernamentales para la población, controlar las áreas estratégicas de la economía y profundizar la reforma agraria. El Estado llegó a controlar el ochenta por ciento de la industria y la banca, la reforma agraria avanzó, aunque presionada por las tomas de fundos por parte de los campesinos, se construyeron 57.189 viviendas.

Hacia 1972, el creciente gasto fiscal y la baja del precio del cobre provocaron un déficit fiscal que se trató de paliar mediante la emisión de circulante, desatando una crisis inflacionaria que llegó a un 342%, así como a una baja en la productividad que dio paso a la escasez de productos. La situación política se volvió inmanejable, entre huelgas y tomas cualquier posibilidad de diálogo desapareció y la sociedad chilena se fracturó irremediablemente.

El golpe militar de 1973 puso fin a la experiencia socialista en Chile, asumiendo el gobierno una junta compuesta por los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y Carabineros: almirante José Toribio Merino, general Augusto Pinochet, general Gustavo Leigh y general César Mendoza. Se suspendió el ejercicio de la Constitución, se cerró el congreso y se prohibieron los partidos políticos; en diciembre de 1974 asumió la presidencia el general Augusto Pinochet. La economía estaba deshecha y, en ese contexto, un grupo de economistas provenientes del ámbito académico, formados en la Universidad de Chicago, decidieron asesorar al gobierno en la implementación de un nuevo modelo económico basado en el libre mercado, en donde la oferta y la demanda eran los reguladores de los precios y bienes, la propiedad privada y la libertad económica eran sus pilares y al Estado sólo le cabía un rol subsidiario.

Hacia 1978 la economía comenzó a dar signos de reactivación en todos los sectores productivos, la confianza y una política de incentivos tributarios aumentaron la llegada de capitales extranjeros y estimularon la inversión nacional, la inflación se controló y los índices de crecimiento mejoraron y con ello los negocios. El proceso de privatización de las empresas públicas allegó nuevos recursos a las arcas fiscales y le dio una mayor holgura al gobierno para el gasto social.

En la década de los setenta el sector de la construcción se enfrentó a grandes dificultades. Durante el periodo de la Unidad Popular la actividad constructiva por parte de privados fue muy escasa, aspecto que preocupó especialmente a los socios de la Cámara, ya que su inmovilidad laboral afectaba directamente a los trabajadores del sector:

 

“Los constructores hoy como ayer, sólo desean, porque para ellos es lo que constituye la razón de su existencia, seguir desarrollando sus labores, creando actividad económica y siendo fuente importantísima de ocupación para miles de trabajadores cuyo sustento y el de sus familias depende de ellas”.

 

La falta de materiales, la inflación y la inestabilidad política fueron factores que afectaron seriamente a la actividad constructora y, como gremio, la Cámara Chilena de la Construcción se expresó con preocupación frente a las dificultades y problemas que afectaban al país:

“Casi podríamos decir que nuestro problema es la supervivencia y todos ustedes pueden estar seguros de que pondremos nuestros desvelos a disposición de la Cámara con el claro contenido de responsabilidad empresarial que caracteriza a los hombres del área privada (…) No podríamos dejar de señalar, en esta oportunidad, con espanto como vemos deteriorarse los valores fundamentales de la nacionalidad. En efecto, cuán lejos estamos de poder decir con algún grado de certeza, que los principios de orden, jerarquía, disciplina, esfuerzo y sacrificio todavía están vigentes. Cómo quisiéramos poder responder al desafío de emprender que nos es propio, en nuestra calidad de empresarios privados, corriendo los riesgos que son connaturales a nuestra actividad. Cómo quisiéramos poder responder a la colectividad postulando a las propuestas públicas con el fervor y entusiasmo que nos han caracterizado toda una vida”.

 Estatuto de la Construcción, 1973. Archivo Histórico CChC.

A pesar de las turbulencias y complejidades del año 1973, la Cámara siguió adelante con aplomo y elaboró por primera vez un documento Estatuto de la Construcción que intentó regular la actividad en un reglamento de conducta profesional, aunque no hay claridad de cuál fue su alcance y si se discutió entre los socios.

Directivos de la CChC durante el 62° Consejo Nacional. David Farías, Hugo León, Jaime Allende y Raúl Varela, 1975.

Ricardo Labarca Benítez escribe a Modesto Collados en agradecimiento a una nota y obsequio recibidos durante la celebración de los veinticinco años de la Cámara, el año 1976:

 

No se borrará de mi memoria la primera reunión de los profesio- nales que, movidos por la intranquilidad que nos despertaba la inmovilidad del obrero en la construcción y, a raíz del regreso de algunos de ellos de la reunión organizada por la Organización In- ternacional del Trabajo (OIT) en la que se trató ampliamente este tema junto a la desocupación temporal muy grave entonces en Europa (...) Sumado a esto la creación y legalización del servicio de las asignaciones familiares, reforzó su crecimiento y reputación al extremo de calificarla como la más beneficiosa institución a favor de los trabajadores de esta industria”.

 

En los primeros años del gobierno militar la norma fue la austeridad en el gasto fiscal y la construcción no era en ese momento una prioridad nacional. Sin embargo, el gremio no permaneció inactivo creando en 1975 la Corporación de Capacitación, en 1976 la Corporación Habitacional y en 1979 la Corporación Deportiva. La reactivación económica se vio reflejada en 1977 con la implementación del programa de subsidio habitacional, lo que representó un verdadero incentivo para la construcción. Santiago comenzó a cambiar su fisonomía, se levantaron edificios con cubiertas de cristal espejado, una nueva modalidad de centros comerciales “los caracoles” y la línea 1 del metro se extendía hacia el oriente. Comenzó a experimentarse un progreso que parecía no tener límites.

La labor ineludible de todo empresario moderno en pos del desarrollo social, es destacada por Máximo Honorato, presidente de la CChC entre 1980 y 1982, en discurso pronunciado en la 76° reunión del Consejo Nacional:

 

“El objetivo social es un deber ineludible de todo empresario moderno y que nuestra Cámara orgánicamente hace posible su cumplimiento, mediante la participación de los trabajadores de las empresas socias en el servicio integral que les ofrece, a través de las distintas entidades que de ella han nacido que son la Caja de Compensación, la Mutual de Seguridad, el Servicio Médico, la Corporación de Capacitación, la Corporación Habitacional y la Corporación Deportiva. Por último, la Cámara desempeña una tarea muy delicada y de socios, papel que puede llevar a cabo debido al alto prestigio que ha tenido desde el instante mismo de su fundación”.

Máximo Honorato y Sergio Silva en el Club de la Unión durante la 76° Reunión del Consejo Nacional, 1980.

+ 1

1971

Correspondencia entre Presidente de la Cámara Arsenio Alcalde y Presidente Salvador Allende

cerrar

El presidente Salvador Allende responde a los planteamientos realizados por la Cámara Chilena de la Construcción ante la situación político económica del país que afecta al rubro. Descargar aquí.

 

En otra misiva el Presidente de la CChC Arsenio Alcalde luego del terremoto de Illapel solicita al presidente Allende diversas acciones para activar la situación laboral y reconstrucción de las regiones afectadas. Descargar aqui.

 

1973

Redacción de Estatuto de la Construcción.

cerrar

La construcción es una de las más importantes actividades económicas del país. No obstante ello, permanentemente se ha desenvuelto sin que exista un marco jurídico orgánico que la regule. Es así como en la práctica se han dictado en muchos casos, sin relación de contexto entre ellas, numerosas normas destinadas a regular parcialmente esta importante actividad desde diversos ángulos. En otros casos se ha recurrido al fácil expediente de asimilarla a las actividades comerciales o industriales, en circunstancias que por sus especiales características difiere sustancialmente de aquellas...  Descargue el documento completo aquí. 

1973

Informe situación económica del país

cerrar

Presentado al 56º Consejo Nacional, 1973.

"Chile está en plena crisis, probablemente la mayor crisis económica que el país haya sufrido… [se desarrolla un diagnóstico de 10pp]”

“Si tuviéramos que preguntarnos qué es lo que nos corresponde hacer en este momento, contestaríamos:

Este presente preñado de dificultades y en un clima adverso nos invita a seguir haciendo lo que siempre hemos hecho: Construir a Chile. Este “construir a Chile” se realiza tanto desde el éxito como desde el fracaso, en el gobierno o fuera de él. Simplemente estamos presentes y luchando. Esta presencia en nuestro trabajo diario, es lo único válido, lo único que nos justifica. Los constructores no hemos sido nunca timoratos. El riesgo ha sido siempre parte de nuestra acción. No construir es el camino fácil, pero peligroso del miedo. La crisis será superada. También entonces será difícil. Toda política de rectificación y cualquier medida antiinflacionaria es dura. Continuaremos en la lucha. Nos aguarda un país distinto, es cierto, pero lleno de horizontes de prosperidad en el cual nuestros hijos podrán desarrollarse sin amenazas ni zozobras y en el cual podrán decir con serenidad: Nuestros padres dieron la lucha; hagámosla ahora rendir sus frutos”

1973

Empresas y Relaciones de Trabajo

cerrar

Documento perteneciente a Comisión de Estatutos de la Cámara Chilena de la Construcción, que informa respecto a empresa y relaciones del trabajo, basada en la doctrina social de la iglesia católica. Descargue el documento completo aquí. 

En la imagen aparecen: De pie de izquierda a derecha: Luis Prieto, Carlos Lagos, Germán Molina, Raúl Ducchi, Jorge Mira. Sentados: Camilo Pérez de Arce, Francisco Soza, Sergio Torretti y Modesto Collados.

1975

Fundación de la Corporación de Capacitación.

cerrar

Su misión es promover e incentivar la calidad del capital humano del sector construcción y de las empresas adherentes, mejorando sus competencias mediante capacitación como principal herramienta de desarrollo laboral y humano de los trabajadores.

1976

Fundación de la Corporación Habitacional.

cerrar

Su objetivo es apoyar a los trabajadores de menores recursos y sus familias, especialmente del sector de la construcción, a resolver sus necesidades habitacionales procurando que se haga propietario.

1976

Celebración del 25° aniversario de la Cámara.

cerrar

Correspondencia enviada por Ricardo Labarca Benítez, dirigida a Modesto Collados Núñez, Santiago, que agradece la nota Nº 490 y el obsequio recibido dentro del contexto de los 25 años de la Cámara Chilena de la Construcción, 1976.

“No se borrará de mi memoria la primera reunión de los profesionales que, movidos por la intranquilidad que nos despertaba la inmovilidad del obrero en la construcción a raíz del regreso de algunos de ellos de la reunión organizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la que se trató ampliamente este tema junto a la desocupación temporal muy grave entonces en Europa, nació la idea de la Cámara. Sumado a esto la creación y legalización del servicio de las Asignaciones Familiares, reforzó su crecimiento y reputación al extremo de calificarla como la más beneficiosa Institución a favor de los trabajadores de esta industria”. Descargar aquí.

1979

Fundación de la Corporación Deportiva.

cerrar

Su misión es fomentar y apoyar el desarrollo del ser humano a través de actividades deportivas y de recreación en el ámbito laboral, con especial énfasis en el sector construcción. Promueve estilos de vida saludable y se ha especializado en la organización y desarrollo de actividades deportivas y eventos recreativos para empresas, colegios, universidades y grandes corporaciones.

1980

Discurso Máximo Honorato en 76º Reunión del Consejo Nacional

cerrar

Discurso pronunciado por el señor Máximo Honorato Presidente de la Cámara entre los años 1980 a 1982, en la 76ª Reunión del Consejo Nacional y la 29ª Junta General Ordinaria de Socios.

“Objetivo social: este es un deber ineludible de todo empresario moderno y que nuestra Cámara orgánicamente posibilita su cumplimiento, mediante la participación de los trabajadores de las empresas socias en el servicio integral que les ofrece, a través de las distintas entidades que de ella han nacido que son la Caja de Compensación, la Mutual de Seguridad, el Servicio Médico, la Corporación de Capacitación, la Corporación Habitacional y la Corporación Deportiva.

Por último, la Cámara desempeña una tarea muy delicada y de socios, papel que puede llevar a cabo debido al alto prestigio que ha tenido desde el instante mismo de su fundación”. Descargue aquí. 

socios

1 951 1 961 1 971 1 981 1 991 2 001 2 011 2 018