Más
Entra aquí al portal de socios

ÚLTIMAS NOTICIAS

Venta de viviendas nuevas disminuyó 1,4% en Santiago

  • Este resultado se explica por un significativo descenso en la venta de casas (-21,1%), el que no pudo ser compensado por la mayor comercialización de departamentos (3,5%).
  • En el primer trimestre de 2018 se comercializó un total de 7.224 unidades, la peor cifra de venta trimestral desde el segundo cuarto de 2016.

La venta de viviendas nuevas en Santiago disminuyó 1,4% en el primer trimestre de 2018 en comparación con igual período de 2017, según informó la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). De las 7.224 viviendas comercializadas, 6.078 correspondieron a departamentos (84%, cuatro puntos porcentuales más que en el primer cuarto de 2017) y 1.146 a casas (16%).

Ahora bien, pese a la baja en cuanto a unidades vendidas, el monto transado aumentó 2,5% en doce meses, por lo que se deduce que hubo un efecto precio cercano al 4%.

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC, señaló que “estas cifras no dan cuenta de una contracción significativa de la actividad, pero de ellas sí se desprenden algunas conclusiones interesantes, como la profunda caída en la venta de casas, de poco más de 21%, y la creciente demanda por departamentos –todo lo cual refleja los cambios de preferencias de localización de las personas– y que las restricciones para satisfacer esta demanda por departamentos han provocado un importante aumento de su precio”.

 

PRECIO, SUPERFICIE Y ESTADO DE OBRA

En el mercado de departamentos, las unidades que ganaron mayor participación en el primer trimestre de 2018 respecto de igual período de 2017 fueron aquellas ubicadas en los tramos intermedios y superiores de precio (sobre 3.000 UF). También las de menos de 50 m2 (61%) y las que se encontraban terminadas o en etapa de terminaciones (48%).

En cuanto a las casas, del total de ventas en este segmento, la mayor parte (57%) correspondió a viviendas de 1.500 UF a 4.000 UF. Sin embargo, cabe destacar el significativo avance en la venta de unidades de más de 4.000 UF, las cuales concentraron el 39% de la demanda total por casas, su participación más elevada de los últimos 8 años.

Por su parte, las casas de hasta 70 m2 concentraron solo 28% de la demanda, 18 puntos menos que en igual período del año anterior, mientras que las unidades terminadas y en terminaciones concentraron 78% de la demanda (24 puntos más que en el primer trimestre de 2017).

En el mismo trimestre móvil enero-marzo de 2017, el precio de las viviendas registró un alza anual de 5,3%. Los departamentos incrementaron sus precios de venta en 4%, lo que refleja una desaceleración en el margen, dado el aumento de 8,9% registrado en el trimestre móvil anterior. El precio de las casas, en tanto, se aceleró de manera significativa: 10,4%.

 

PARTICIPACIÓN SEGÚN COMUNAS

Durante el primer trimestre de 2018, las comunas de San Miguel, Ñuñoa/La Reina y Estación Central fueron las que más aumentaron su participación en las ventas de departamentos (entre 3 y 5 puntos porcentuales en doce meses). Por el contrario, La Florida/San Joaquín/Peñalolén, Macul y Vitacura perdieron entre 2 y 5 puntos de participación en el período.

En el segmento de casas, las agrupaciones de Lampa/Quilicura y Lo Barnechea/Las Condes fueron las que ganaron más participación. En cambio, las agrupaciones de San Bernardo/Buin y Peñalolén/La Florida redujeron su participación en 13 y 2 puntos respectivamente.

 

OFERTA Y VELOCIDAD DE VENTA

Durante el primer trimestre de 2018 la oferta de viviendas disponibles no registró una variación significativa respecto a igual periodo del año anterior. En cuanto a la velocidad de venta, el promedio para agotar el stock disponible de viviendas fue de 23,7 meses: 24,6 meses para los departamentos y 19,1 meses para las casas.

 

VER INDICADOR AQUÍ

Más de 13 mil personas visitaron la Feria Inmobiliaria Finco en Concepción

Con la presencia de diversas autoridades locales, encabezadas por el intendente de la región del Biobío, Jorge Ulloa, la CChC Concepción inauguró la decimosexta versión de la Feria Inmobiliaria Finco, en SurActivo.

Más de 70 expositores dieron vida a esta muestra que se consolida como la vitrina de proyectos habitacionales más grande del país, ya que no sólo reúne a casi la totalidad de la oferta inmobiliaria del Gran Concepción, 7 mil viviendas en exposición, sino que además congrega a la demanda. 

La feria que se mantuvo abierta al público durante cuatro días y fue visitada por más de 13 mil personas, buscó impulsar un repunte de las ventas inmobiliarias, que durante los dos primeros meses de 2018, registraron un alza anual de 13%.

El presidente en ejercicio de la CChC Concepción, Julio Benito, destacó el fuerte compromiso que las empresas socias de la institución y expositoras de esta muestra, han asumido al fomentar las condiciones para impulsar la actividad, “fortaleciendo su cartera de proyectos, lo que contribuye de manera sustantiva, al desarrollo de nuevos barrios y entornos urbanos”.
Benito destacó asimismo el volumen de inversión involucrado en cada una de las iniciativas expuestas. Se exhibieron 107 proyectos que equivalen a una inversión cercana a los US$ 700 millones, considerando el valor de comercialización de los inmuebles.

Entorno urbano de calidad
Para Benito el desafío del sector debe estar centrado en construir ciudades más integradas, sostenibles y competitivas, “lo que resulta fundamental si se toma en cuenta que Chile está entre los 20 países más urbanizados del mundo: 9 de cada 10 chilenos viven en ciudades”. 
Por lo mismo, profundizó, que es necesario formular una política habitacional que, entre otras posibilidades, permita a los jóvenes arrendar una vivienda mientras decide en qué lugar arraigarse y a las familias ya consolidadas vender la que obtuvieron con un subsidio para adquirir otra mejor. Es decir “una política habitacional centrada en las necesidades de las personas y en su calidad de vida, lo que va indisolublemente ligado no solo con la materialidad de las viviendas sino con las condiciones del entorno”, indicó el dirigente.

Buenas Prácticas
En el marco de la ceremonia de inauguración de la Finco, ocho constructoras e inmobiliarias socias y expositoras de la muestra, firmaron un convenio a través del cual se comprometieron a incorporar todos sus proyectos al Programa Buenas Prácticas del gremio, iniciativa que persigue el cumplimiento de las normativas vigentes del sector y que además busca mejorar el trabajo de la empresa en materias como prevención de riesgos, salud ocupacional, medio ambiente y relación con vecinos y clientes. 
La firma del convenio que suscribieron las empresas Aitue, Futuro, Lontue, Manzano, Pocuro, PY, Valmar y Vellatrix, estuvo presidida por los vicepresidentes nacionales del gremio, Patricio Donoso y José Ignacio Amenábar. 

Finco 2018  
En su decimosexta versión la Finco tuvo la presencia de más 70 expositores, de los cuales 41 fueron inmobiliarias y constructoras que presentaron una oferta de 7 mil viviendas (80% departamentos y 20% casas).
En total se exhibieron 107 proyectos habitacionales emplazados en distintas comunas del Gran Concepción y cuyos valores de venta fluctuó entre las UF 1.000 y UF 20.000. Asimismo se contó con la presencia de proveedores ligados al sector y de instituciones para apoyar el acceso al financiamiento.
El 91% de las viviendas que se ofreció presentó precios inferiores a las UF 3.000. De ellas, alrededor de 1.300 unidades, ubicadas principalmente en las comunas de San Pedro de la Paz y Coronel, contaban con el subsidio DS19, de integración social y territorial.
De la oferta total de viviendas, el 71% se encontraba en etapa de construcción, el 20% para entrega inmediata y el 9% en blanco.

Actividad de la construcción aumentó 2,6% anual en febrero

El Índice Mensual de Actividad de la Construcción (IMACON), elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), registró un aumento anual de 2,6% en febrero pasado, lo que constituye la cuarta variación positiva tras catorce meses consecutivos de disminuciones.

El gerente de Estudios del gremio, Javier Hurtado, señaló que “este resultado se explica por un efecto estadístico de menores bases de comparación como por el crecimiento de los despachos físicos industriales y de los permisos de edificación”.

En tanto, Sergio Torretti, presidente de la CChC, señaló que “estamos optimistas respecto de las proyecciones económicas nacionales y, por ende, de nuestro sector. Sin embargo, nos preocupa destrabar normativas que entrampen los proyectos de inversión, seguir profundizando la alianza público-privada y avanzar en la modernización del Estado”.

 

ANÁLISIS DE LOS SUBCOMPONENTES DEL IMACON

El empleo sectorial registró en febrero una caída anual de 0,5%, de similar magnitud a la registrada el mes pasado. El empleo dependiente descendió 1,3% en doce meses, lo que significó la destrucción de casi 6,1 mil plazas de trabajo en un año, mientras que los ocupados por cuenta propia aumentaron 2,6% anual, lo que se reflejó en la creación de 5,1 mil trabajos independientes en el sector.

En enero, el índice de ventas de proveedores retrocedió 0,5% en doce meses, luego de tres meses de crecimiento. En tanto, el índice de despachos de materiales, que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa, experimentó un aumento de 1,3% anual, el segundo avance luego de 16 meses seguidos de contracciones.

La actividad de contratistas generales retrocedió en febrero 7% anual, resultado que se condice con la disminución de la actividad de obras civiles y montaje –ítem preponderante en la composición de este indicador– y de movimiento de tierras, que se mantienen en niveles bajos durante el presente mes, aunque con una leve recuperación en el margen.

La aprobación de permisos de edificación aumentó en términos anuales, aunque se mantiene bajo el nivel promedio del período 2011-2016. Según cifras preliminares, la superficie aprobada para la edificación registró una variación anual de 4,8%. En esta ocasión, los permisos con destino habitacional evidenciaron un incremento anual.

Más empresas se suman al Programa Buenas Prácticas

Siete empresas socias firmaron el compromiso para incorporar todos sus proyectos al Programa de Buenas Prácticas de la CChC. Se trata de Inmobiliaria Magua, Inmobiliaria Nollagam, Icafal Ingeniería y Construcción, Idea Inmobiliaria, Constructora Basco, Constructora Imagina y Constructora DLP.

El Programa Buenas Prácticas es una herramienta de autogestión, voluntaria y preventiva, dirigida a los socios de la CChC. Las empresas que adhieran al programa deben dar cumplimiento a cada una de las disposiciones del Código de Buenas Prácticas en la Industria de la Construcción, buscando ser un aporte a la visión sostenible de las empresas, fomentando relaciones de confianza y transparencia de los proyectos con el entorno.

A través de este programa son revisadas las dimensiones Trabajadores, Medio Ambiente, Comunidad y Cliente. La gestión comprende auditorías externas, como también talleres de crisis.

La adhesión ha aumentado de manera sostenida desde la creación del programa. El 2017 cerró con 156 proyectos inscritos y en lo que va de 2018 ya se han inscrito 57 programas, de los cuales 36 son de regiones.

Podrán adherir a este programa, aquellos proyectos de empresas socias que tengan un estado de avance de obra inferior o igual a 25%.

Para más información www.programabuenaspracticas.cl

Ver todas las noticias

DESTACADOS

boletin-6-banner.jpg
Nacional.jpg
kap-malik-pau.png

últimas publicaciones

Revista En Concreto No 177

Conversaciones de Futuro

 

 

Desde la creación de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), hace ya más de 65 años, nuestro país ha enfrentado un sinnúmero de cambios, frente a los cuales siempre hemos tratado de ser un aporte, sobre todo contribuyendo a la promoción y fomento de nuestra industria, al diseño de políticas públicas y al mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores del sector y sus familias. Hoy no es la excepción. De hecho, nos encontramos ante un contexto en extremo desafiante. El crecimiento de la clase media, la pérdida de confianza en el empresariado y en las instituciones, la demanda por mayor transparencia, la revolución tecnológica, la incertidumbre regulatoria y una comunidad crecientemente exigente
son algunos de los factores a los que nos vemos enfrentados. Estos cambios nos exigen dar nuevos pasos en relación al actuar del gremio y sus asociados. Y es por ello que en los últimos seis meses los consejeros nacionales de la CChC hemos dedicado dos extensas jornadas a conversar del futuro, reflexionando respecto de nuestra misión o razón de ser como institución, así como también de los principales temas que debemos abordar y los cambios que tenemos que implementar para afrontar los desafíos que nos presentan los nuevos tiempos. Ambas instancias fueron una oportunidad para conversar con total franqueza, lo que nos permitió no solo escuchar y levantar los temas que consideramos clave de cara al futuro, sino llegar a amplios consensos.

 

Es así que, en el marco de estas conversaciones, se reafirmaron con fuerza algunos elementos ya considerados en nuestra actual misión, tales como la importancia de aportar al desarrollo del país y de la industria de la construcción y el deber de contribuir al bienestar DE FUTURO de los trabajadores y sus familias y de los chilenos en general. Asimismo, vimos la necesidad de incorporar nuevos aspectos para hacer sostenibles nuestras empresas y nuestro gremio, como la exigencia de un comportamiento de los socios que vaya más allá de la ley, el trabajo inclusivo y participativo con las comunidades y la articulación de instancias entre instituciones públicas y privadas que permitan generar soluciones que creen valor para la sociedad. Existió acuerdo, además, en que debemos representar principios y valores, independiente de intereses particulares, lo que implica exigir a los socios la adhesión a los estatutos y manuales de buenas prácticas del gremio. Desde una perspectiva más sectorial, consensuamos trabajar en promover políticas públicas con una mirada de largo plazo, pensando en una planificación urbana, territorial y de infraestructura que considere las exigencias sociales presentes y futuras. Para lo anterior, consideramos claves los esfuerzos público-privados que permitan co-construir soluciones que mejoren la calidad de vida de
los chilenos.

 

Por último, aunque no menos importante, debemos asumir la responsabilidad de modernizar nuestra industria –incorporando tecnología y la digitalización en nuestras empresas– y replantearnos el alcance de nuestro rol social, expandiéndolo a otros ámbitos que hoy resultan claves, como la relación con la población migrante. Abordar con éxito estos cambios depende de cada uno de los socios que componemos esta gran organización. La CChC cambiará solo si nosotros como socios somos capaces de entender la necesidad de abordar estos desafíos y nos atrevemos a realizar los cambios requeridos. El desafío es grande, pero el beneficio que generará para los chilenos y la industria de la construcción es aún mayor.

 

Sergio Torretti

Presidente

CChC

Revista En Concreto No 176

Nuevo Edificio para nuevos tiempos. 

 

 

En sus 66 años de historia, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) ha vivido diversos procesos que la han llevado a ser lo que es actualmente: un gremio sólido, respetado y comprometido con el desarrollo del país y de sus habitantes. Pues bien, este 2018 estamos dando una nueva muestra de ese compromiso, materializando un proyecto que quedará inscrito en
las páginas de nuestra historia. Se trata del nuevo edificio corporativo de la CChC, un anhelo largamente esperado y que nos llena de orgullo y satisfacción.

 

Con estas nuevas instalaciones, modernas y vanguardistas, estamos reflejando nuestra permanente voluntad de proyectarnos hacia el futuro, integrando además atributos que hoy mueven al
mundo, como la sustentabilidad, la innovación y la transparencia, vitales también para desarrollar nuestra propia gestión, en un contexto país y mundial dinámico, desafiante. El edificio de la CChC fue construido y habilitado con la última tecnología disponible, logrando espacios interiores cómodos e iluminados, de un estándar similar al que presentan
edificios corporativos emplazados en las principales ciudades del mundo. Asimismo, cada uno de sus rincones está pensado para favorecer el encuentro y el trabajo coordinado y colaborativo entre nuestros socios y los funcionarios de la institución. No solo de Santiago, sino también de regiones, gracias a los modernos sistemas de comunicacióncon los que ahora contamos para  acercar y facilitar la labor gremial de Arica a Punta Arenas.

 

De esta forma, estamos concluyendo exitosamente un proceso de renovación de todas nuestras sedes gremiales, desde las cualesseguiremos aportando al desarrollo sostenible de nuestra industria, de los trabajadores del sector y del país en su conjunto.

Ver todas las publicaciones

NUESTROS SITIOS

Semana de la construccion
6ta conferencia internacional de cuidad
Premio aporte urbano
Salon inmobiliario
Infraestructura para chile
Museo CChC
innovacion en el sector inmobiliario
Biblioteca CChC

Creando redes sociales