Más
Entra aquí al PORTAL GREMIAL

EN SUS PROPIAS PALABRAS

EN SUS PROPIAS PALABRAS

El Espíritu de la Cámara a través de algunos de sus protagonistas

Sergio Melo San Juan: Presidente Nacional 1987 a 1989

Sergio Melo San Juan

Presidente Nacional 1987 a 1989, Consejero Nacional Honorario. Integrante Grupo Alerce.

Discurso del señor Presidente don Sergio Melo San Juan, ante la Asamblea de Socios efectuada en el Club de la Unión. Santiago, Viernes 26 de Agosto de 1988.

“En efecto, hemos procurado, en forma aún no plenamente satisfactoria, entregar espacios a los diversos estamentos de la Cámara, en los cuales ellos puedan desarrollar su capacidad de imaginación y de gestión en forma libre. Es notable la respuesta recibida, la que puede visualizarse en el aumento de participación en los comités, en la formación de subcomités, etc.”. 

“…alcanzar estas tres eficiencias, la empresarial, la gremial y la social, será imposible sin contar con el trabajo de todos los empresarios y trabajadores que conforman estas entidades, las delegaciones regionales y nuestra querida Cámara Chilena de la Construcción” 

 Discurso del Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, señor Sergio Melo San Juan, en Cena de Gala celebrada con motivo de cumplirse el Consejo Nacional no. 100. Boletín Estadístico. CCHC, v.16:no.191 (1988:Oct.)

“…quiero señalar que la Cámara, se ha preocupado desde un comienzo, de crear entidades destinadas a que los empresarios puedan cumplir con el social que les cabe, de la forma más eficiente posible” 

“La Cámara siempre se ha caracterizado por ser pionera en materia de regionalización y descentralización, posiblemente debido al hecho que gran parte de la actividad que desarrollamos se realiza fuera de Santiago” 

EL ESPÍRITU CÁMARA

Hablo hoy en representación del grupo alerce. Este grupo está formado por los socios de la cámara que hemos superado los 70 años y que nos sentimos de veinte años.

Se me ha solicitado hablar del espíritu cámara, con palabras dirigidas a nuestros socios jóvenes, palabras que espero cumplan el objetivo de invitarlos a compartir con nosotros lo que ha significado este espíritu a lo largo de la historia de la cámara.

Al hablar de su espíritu, he querido resumir lo que conforma su esencia institucional, como bien lo expresa la definición de la cámara en su declaración de principios:

La cámara chilena de la construcción es una asociación gremial empresarial amplia y unitaria. la institución afirma el postulado de los valores éticos, y sostiene la vigilancia de los principios que orientan su decidida vocación humanista y de servicio, los que han dado forma a su espíritu fraterno, solidario, democrático y participativo.

VALORES Y PRINCIPIOS.

La cámara reconoce en su accionar el imperativo de valores éticos como el respeto a la verdad, la libertad y dignidad de las personas, la honestidad y la lealtad, y la buena fe y la equidad de las relaciones entre sus socios.

Estos principios se han plasmado en acciones concretas que se han transmitido, consolidado e incrementado a través del tiempo.

VOCACIÓN HUMANISTA

Su visión humanista considera que el hombre y su dignidad deben constituir una preferente preocupación por todos los que integran sus empresas socias.

REAFIRMACIÓN HISTORICA

La historia misma de la institución, la materialización de tantas iniciativas inspiradas en aquellos valores, fundamentalmente su vocación de servicio, constituyen la más cabal expresión de la existencia de caracteres propios y permanentes, los que forman, en su conjunto, el espíritu de la cámara chilena de la construcción.

Hasta aquí un resumen de los principios y de las metas que la cámara ha promovido, y desea que sus socios más jóvenes continúen promoviendo.

Deseamos que se incorporen y perfeccionen nuestra gestión gremial y social, aportando las nuevas tecnologías de gestión que ya aplican en sus empresas, y adaptándolas día a día a los tiempos que les corresponderá aplicarlas.

Deseamos que inviten y entusiasmen al equipo humano que participa en sus empresas, y que junto al equipo de la cámara y de las entidades de la red social, participen en esta labor de desarrollo del capital social de la cámara.

Deseamos, en fin, que se identifiquen con esta notable y querida institución; que participen en su gestión y sus proyectos; que disfruten de nuestra amistad, y que lleguen a sentir el legítimo orgullo de pertenecer a la cámara chilena de la construcción.

José Antonio Guzmán Matta: Presidente Nacional 1989 a 1991

José Antonio Guzmán Matta

Presidente Nacional 1989 a 1991 Consejero Nacional Permanente Integrante del Grupo Alerce.

Palabras de don José Antonio Guzmán Matta al ser elegido Presidente de la institución en el Consejo Nacional no. 103, 1989.

“... me parece indispensable reafirmar que uno de los objetivos fundamentales que nos inspira como empresarios, es el de procurar a todos los chilenos que lo requieran, un empleo digno, estable, remunerado en forma justa, de acuerdo a las condiciones económicas que presente el país. Nuestro compromiso es con los que hoy día tienen un trabajo, para asegurarles estabilidad y progreso, y también con aquellos que no lo tienen no han de incorporarse al mercado laboral, para asegurarles un medio de vida justo y equitativo”. 

“Los distintos sectores del país pueden tener la seguridad que continuaremos entregando nuestro aporte institucional y empresarial con la misma generosidad y eficiencia que lo hemos hecho hasta ahora, pero que, junto a esto, desarrollaremos los máximos esfuerzos en la divulgación y la defensa de los valores esenciales de la libre empresa, que consideramos insustituibles para generalizar el bienestar material y espiritual de todos los chilenos”. 

 El Espíritu Cámara, Rol del Empresariado en la Sociedad Chilena, Antofagasta, Marzo de 2016. Texto íntegro.

El concepto de Espíritu Cámara, sobre el cual me han pedido hablar, es de cuño relativamente reciente. Fue Arsenio alcalde el que, a mediados de los 90, propuso dar un nombre a una práctica empresarial que se venía aplicando por los empresarios de la construcción desde la creación de la Cámara en 1951, especialmente a instancias de Sergio Silva y Luis Prieto.

Dicha práctica, consistente en compartir conocimiento y estudios entre los empresarios del sector, compartir experiencias en orden a impulsar la actividad de la construcción en infraestructura y vivienda, plantearse en forma propositiva ante las autoridades del sector, procurando el bien del país, en llevar a cabo acciones para elevar la dignidad, la seguridad laboral y la capacidad técnica de los trabajadores de la construcción, fue desarrollándose progresivamente desde el comienzo y abarcando nuevos rubros.

Estoy seguro que cada uno de los dirigentes y empresarios del sector, a nivel central o de Regiones, tiene una historia propia que refleja el Espíritu Cámara y que puede multiplicarla para el bien de la Institución, de la Región y del país.

Pero también creo que hay peligros que acechan. Creo que los principales riesgos para dicho espíritu son la abundancia de recursos y la percepción, interna y externa, de que se trata de un grupo económico.

La aplicación de valores y principios éticos; la vocación de servicio; la inquietud por perfeccionar la actividad de la construcción; el trabajo con las autoridades, en los Comités, Comisiones y Delegaciones Regionales; y especialmente el trabajo en la Red Social, no pueden sólo profesionalizarse. Los empresarios de la construcción deben seguir teniendo un rol protagónico, transmitiendo este espíritu al personal de sus empresas y a todo el personal que trabaja en la institución.

En tal sentido, cobra mucha importancia para la preservación de este espíritu, el involucramiento y compromiso de las nuevas generaciones socias de esta institución, a quienes de preferencia van dirigidas estas palabras, a través de ustedes.

Estoy confiado que éstas y todas las Autoridades futuras de la Cámara sabrán preservar lo esencial de lo que hoy he intentado describir como el Espíritu Cámara.

Alfredo Schmidt Montes: Presidente Nacional 1991 - 1992

Alfredo Schmidt Montes

Presidente Nacional 1991 - 1992, Consejero Nacional Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Discurso de don Alfredo Schmidt Montes al ser elegido como Presidente de la institución en el marco del Consejo no. 108.

“En el ámbito interno quisiéramos hacer nuestros mayores esfuerzos por ayudar al perfeccionamiento y desarrollo de nuestros socios y sus empresas, de modo de superar con éxito los desafíos del futuro que enfrentamos, prestigiar su rol de seriedad y hacerlas cada día más profesionales, respetables y respetadas”. 

“También deseamos hacer un gran esfuerzo, por dar a conocer a todos nuestros socios y sus trabajadores, los beneficios que pueden otorgarles cada una de las instituciones de nuestra Red Social, ya que, muchas veces por desconocimiento de ellas, no son utilizadas en todo su potencial” 

Raúl Varela (QEPD): Presidente Nacional 1971 - 1972

Raúl Varela (QEPD)

Socio fundador de la CChC. Presidente Nacional 1971 - 1972.

Discurso de Don Raúl Varela al recibir la medalla de oro Cámara Chilena de la Construcción (1992)

“ …soy un convencido de que básicamente la cámara nunca ha abandonado estos dos principios y a ambos le ha consagrado todos sus afanes por igual; al principio con precarios medios, acciones limitadas y hoy día, con el desarrollo obtenido, se hace una brillante acción gremial del más alto nivel y se vive una gran acción social, a través de sus entidades filiales que ha creado, y que a todos nos enorgullece…así aprendí a vivir siempre siguiendo al unísono estas dos vertientes: la acción gremial y la acción social”.

Victor Manuel Jarpa: Presidente Nacional 1992 - 1994

Victor Manuel Jarpa

Presidente Nacional 1992 - 1994. Presidente de la Comisión Semanas y Ferias Consejero Nacional Permanente.

Discurso de clausura del Consejo Nacional no. 115 del Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción. Boletín Estadístico. CCHC, v.20:no.242 (1993: May.)

“…no existe suficiente mano de obra calificada en el sector de la construcción para satisfacer las demandas de un mercado que será cada vez más exigente en cuanto a la calidad y a la entrega puntual de las obras contratadas. Ello nos ha llevado a proponer una acción de apoyo resuelto y sostenido a la Corporación Educacional de la Construcción…En materia de desarrollo urbano, nuestro interés se origina en causas diferentes, pero de igual jerarquía” 

Palabras de don Víctor Manuel Jarpa Riveros en ceremonia de incorporación de su retrato a la Galería de Ex Presidentes de la CChC. Boletín Estadístico. CCHC, v.22:no.264 (1995: May.)

“La labor que hace la Cámara, conocida por algunos de los que estamos aquí, pero no por otras personas más lejanas como mi familia, mis amigos, que no han estado trabajando en su interior, es una labor como decía el Presidente: humanista, solidaria, fraterna y de mucha amistad. Lo fraternal es algo que está al interior de la Cámara. Y esta huella la está dejando la Cámara,  y la está dejando en la gente que trabaja en ella” 

Eugenio Velasco: Presidente Nacional 1994 - 1996

Eugenio Velasco

Presidente Nacional 1994 - 1996, Consejero Nacional Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Palabras del Presidente Nacional de la Cámara Chilena de la Construcción, en el Segundo Encuentro Regional de Socios de la Cámara Chilena de la Construcción con su Red Social. Don Eugenio Velasco Morandé, 1995.

La Red Social está ya ampliamente difundida y conocida por ustedes, pero yo quisiera destacar una sola cosa que quisiera mencionar como en forma global; las Entidades que ha ido creando la Cámara son Entidades que prestan en general todo tipo de servicios.

Tenemos el área de las Corporaciones, la Educación y la Capacitación, la Deportiva que a veces también presta cierto tipo de Capacitación, la Fundación Social, la Corporación Habitacional, que son digamos, aquellas que están más dedicadas a la parte desarrollo de las personas, y que han prestado señalados servicios a todos los socios de la Cámara, suministrando vivienda, educación y capacitación…Entonces la Cámara tiene esta injerencia y desde hace varios años, pero con mucha más formalidad en los últimos 5 años; se ha establecido un mecanismo de coordinación, que se por los presidentes de todas las Entidades de la Cámara Chilena de la Construcción, que se reúne con el Presidentes de la Cámara cuatro veces al año o cada dos meses, con excepción de los meses de verano. Entonces en esta reunión del Consejo de Acción Social todos los Presidentes bajo la Presidencia del Presidente de la Cámara intercambian opiniones y en esas reuniones; cada uno plantea, generalmente por turno y en forma organizada sus planes de acción y sus perspectivas de largo plazo” 

Resumen de la Cuenta Anual no. 45: 1995 - 1996 don Eugenio Velasco Morandé. Boletín Estadístico. CCHC, v.24:no.281 (1996:Nov.)

“Creo firmemente que el desafío de aumentar la preparación y capacidad de nuestros trabajadores tiene la mayor prioridad. Todo lo que hagamos en este sentido irá en beneficio de las empresas, de nuestros colaboradores y del país. Por supuesto, todo lo que dejemos de hacer nos perjudicará gravemente…Otro imperativo de los tiempos que vienen es el de regirnos por principios éticos que nos permitan esforzarnos por hacer nuestro trabajo en la mejor forma, y que nos den la claridad de espíritu necesaria para no dejarnos tentar por incentivos desviados…” 

Encuentro sobre ética empresarial, organizado por la Confederación de la Producción y del Comercio. Exposición de don Eugenio Velasco Morandé. Boletín Estadístico. CCHC, v.24:no.291 (1997:Oct.)

“Como una gran conclusión quisiera resumir diciendo que, a mi juicio, el resguardo de la ética es un imperativo ante todo moral, y en segundo término, un custodio de nuestro propio sistema socio-económico, como espero haberlo demostrado durante esta exposición”.

Presentación de Eugenio Velasco Morandé ante el Comité de Especialidades, 2000.

“Las consecuencias nefastas que genera en las personas, en las empresas y en la sociedad la pérdida de los valores éticos y las actitudes y acciones que los contravienen, nos obliga a hacer los mayores esfuerzos, como personas, como empresarios, como gremio, y como patriotas, a fin de evitar que nuestras empresas y nuestro país caigan en el tobogán decadente que antes mencioné”. 

Hernán Doren: Presidente Nacional 1996 - 1998

Hernán Doren

Presidente Nacional 1996 - 1998. Presidente Grupo Alerce. Consejero Nacional Honorario.

“El competitivo mundo en que hoy nos toca vivir hace indispensable que ejecutemos nuestro trabajo incorporando las tecnologías más modernas y nos obliga a mantenernos en una continua búsqueda de nuevas fórmulas que nos permitan avanzar a un ritmo adecuado. Para lograr esto, un aspecto primordial que debemos apoyar e impulsar es la educación y capacitación de nuestros trabajadores, ya que solo de esta forma lograremos obtener la eficiencia que deseamos para nuestras empresas” 

“Nuestro deber como empresarios es insistir en que nuestro quehacer gremial continúe guiándose por las normas éticas y la transparencia que corresponde. Debemos ser exigentes con el ambiente que nos rodea y partir por practicar_ cada uno de nosotros_ lo que queremos exigir a los demás” 

“Otro tema que deberá ocupar nuestra atención preferente es la acción que realiza nuestra Red Social, conformada por 14 entidades…casi todas instituciones líderes en sus respectivas áreas y que requieren de un intenso trabajo por parte de sus Directivos y trabajadores” 

Discurso del Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, don Hernán Doren Lois en la ceremonia de clausura de la Reunión no. 126. Boletín Estadístico. CCHC, v.24:no.281 (1996:Nov.)

“El primero de dichos acuerdos en esencia nos señala que debemos dar una especial atención al desarrollo de nuestras Delegaciones Regionales dotándolas de medios materiales y humanos adecuadamente capacitados, como así también de preocuparnos de reforzar el trabajo conjunto entre dichas Delegaciones y la Red Social” 

Horacio Pavéz García: Presidente Nacional 1998 a 2000

Horacio Pavéz García

Presidente Nacional 1998 a 2000, Consejero Nacional Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Palabras de don Horacio Pavez en la Clausura del Consejo Nacional no. 131 al asumir la Presidencia de la Cámara, 1998.

Visión de futuro de la Cámara Chilena de la Construcción

“con el objetivo de anticipar un futuro cada vez más complejo, dada su dimensión, la internacionalización de las Entidades, la amplitud de los servicios que presta ella y las entidades de la Red, así como también la menor disponibilidad de tiempo de los socios para el desarrollo de la actividad gremial…Este proyecto contempla una dimensión permanente en el tiempo, sin plazo, y que se expresa en la misión institucional y el Espíritu Cámara que es el gran marco de acción dentro del cual debemos desarrollar todas las acciones de la Cámara. Este trabajo contempla a su vez una visión de mediano plazo, definiendo el perfil “deseado” de la Cámara en 5 años más, vale decir cómo queremos que sea la Cámara en el 2003, en las dimensiones gremial, social y económica” 

Nuestra visión de futuro. Boletín Estadístico. CChC, v.25:no.302 (1998:Oct.)

“La misión de la Cámara para el 2003, debería estar estrechamente relacionada al bienestar de las personas mediante el desarrollo y perfeccionamiento constante del sector y del país, promoviendo el uso eficiente de los recursos a nivel gremial, social y económico dentro de un estricto marco ético. La Cámara aspira a ser una organización influyente en el país…” 


LA CAPACITACIÓN EN CHILE ES INSUFICIENTE

Si la capacitación es un elemento esencial para el crecimiento y la productividad de los pueblos, debemos recalcar que, en la actualidad, representa una auténtica necesidad para las empresas chilenas. Nuestro país descendió en 1998 al 26° lugar en el ranking de competitividad elaborado por el IMD de Suiza. Aunque somos líderes latinoamericanos en privatización y desregulación económica, continúa nuestro rezago en materia de capital humano, factor en el cual Chile figura en el lugar 32 de ese ranking de competitividad (si de algo sirve de consuelo, el año 1997 nos encontró en el lugar 34). Reconocemos que, para enfrentar este desafío, el gobierno ha dado prioridad tanto a la educación como a la capacitación. Ello se manifiesta en los sustantivos incrementos de inversión en infraestructura educacional y en el aumento de la jornada escolar, en tanto que se ha dictado un nuevo estatuto de capacitación que, aún con ciertos sesgos, contiene incentivos tributarios para estimular la adecuada preparación laboral del personal de las empresas.

Con respecto a la capacitación, ésta ha experimentado un aumento sostenido. Así, por ejemplo, según datos de la Dirección del Trabajo, entre 1991 y 1995 un promedio anual de 321.000 trabajadores tuvo actividades de capacitación. Esta cifra aumentó a más de 450.000 en 1996. En el ámbito de la actividad constructora, la Corporación de Capacitación de la Construcción reporta aumentos en torno al 13% respecto de trabajadores capacitados entre 1994 y 1996, cifra que se incrementa al 15,5% en 1996, con 18.000 trabajadores de un total de 116.000, correspondientes a 482 empresas del rubro.

Sin embargo, a 1997, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo -SENCE-, estimaba que sólo un 2% de los trabajadores de la construcción tuvo actividades de capacitación durante ese dio, cifra no muy distinta de la realidad de todos los sectores de la economía nacional.

Las estadísticas que he mencionado nos llevan a concluir que la capacitación en Chile es absolutamente insuficiente respecto de su real potencial y de su contribución al crecimiento del país. Nosotros, en la Cámara Chilena de la Construcción, estimamos que los déficits de infraestructura del país provocan pérdidas anuales por cerca de 1.500 millones de dólares al año. Creo que debemos hacer un ejercicio semejante con respecto a la capacitación, pues su carencia amenaza con convertirse en un lastre tanto o más pesado que las carencias de infraestructura que mi Entidad gremial se ha ocupado en difundir.

EL MOMENTO ES PROPICIO PARA CAPACITAR

Aunque parezca una paradoja, el actual momento económico resulta propicio para capacitar. Es cierto que el panorama mundial y nacional aún no divisa la luz del día y no supera lo que algunos consideran la peor crisis financiera desde la gran depresión de los años 30.

Tampoco se discute que, desgraciadamente, el desempleo continuará aumentando al menos durante el primer trimestre de 1999. El sector de la construcción conocerá tasas de desempleo de más de 20%, como no ocurría desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, este poco alentador panorama constituye una ocasión para modernizar, reestructurar y continuar haciendo aún más competitivas a las empresas chilenas. Parte de este proceso pasa por capacitar adecuadamente tanto a los trabajadores que permanecen en la empresa como a aquéllos que han visto extinguida su fuente laboral. Al respecto, el estatuto de Capacitación y Empleo provee eficaces herramientas, hasta ahora poco aprovechadas, como la franquicia tributaria del 1% de las remuneraciones imponibles de la empresa, que, cuando se emplea en actividades de capacitación, constituye un crédito contra el impuesto de primera categoría de la Ley de la Renta.

En cuanto a los trabajadores que pierden su empleo, el mismo Estatuto permite aprovechar la franquicia tributaria que he mencionado cuando, a pesar de haberse producido la situación de desempleo, la actividad de capacitación ha sido contratada con anterioridad al término del vínculo laboral.

El mercado de organismos y empresas de capacitación es amplio y competitivo, de modo que resulta posible encontrar combinaciones más o menos óptimas de calidad y precio en este ámbito. Por ello, no puede invocarse la ausencia de estas entidades como excusa para no hacer capacitación.

LA CAPACITACIÓN. UN DEBER CONCRETO DE SOLIDARIDAD

En la Cámara Chilena de la Construcción la solidaridad constituye uno de nuestros principios fundamentales. Detrás de las frías cifras de empleo, remuneración y capacitación, siempre hay seres humanos físicos, cuyo sufrimiento, en épocas como la que vivimos, debe mover nuestros corazones para crear oportunidades de empleo y capacitación que hagan más digna su vida y permita a los trabajadores y a sus familias participar verdaderamente de los frutos del crecimiento. Ser solidario constituye un deber concreto para los agentes empresariales, entendiendo la solidaridad como la obligación de contribuir al bien común de la sociedad, en este caso, en directa referencia a nuestros trabajadores, a través de la capacitación.

Nuestra actividad se caracteriza por ser eminentemente transitoria, lo que implica que, una vez terminada una obra, si no hay nuevos proyectos, la empresa constructora se ve forzada a despedir a sus obreros. Este hecho objetivo, y también doloroso, han tomado debida cuenta nuestros empresarios, y por tal motivo han creado la red social privada más grande del país, la cual cuenta con instituciones que también actúan en etapas de penuria para los trabajadores del sector. Entre estas entidades, cabe mencionar nuestra Fundación de Asistencia Social, el Servicio Médico, la Caja de Compensación de Los Andes, la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, Isapre Consalud y AFP Hábitat.

UN EJEMPLO REAL DE CAPACITACIÓN

En consonancia con este deber de solidaridad, quisiera referir la experiencia concreta de una empresa de ingeniería y construcción industrial. Esta empresa tiene como meta la capacitación efectiva del 100% de su fuerza laboral, a través de diversos programas, adecuados a las necesidades de la empresa y de cada trabajador.

Como pueden Ustedes apreciar en la transparencia que se ha proyectado, la FIJACIÓN DE POLÍTICAS DE CAPACITACIÓN (1) del grupo a que me refiero concibe a la empresa como principal gestor de la capacitación, para lo cual existe un presupuesto basado en la franquicia tributaria del 1% más aportes de la misma empresa, destinados a la ejecución de un programa anual, con actividades dentro y fuera de la jornada laboral. El Programa de Capacitación requiere de una apropiada DETECCIÓN DE NECESIDADES (2), según se observa en la siguiente transparencia, etapa en la cual se procura conocer la situación concreta de cada trabajador y sus necesidades de capacitación.

La PUESTA EN MARCHA Y CONTROL - (3) a la que se refiere la siguiente transparencia- contempla como sus aspectos más salientes comunicar a los participantes la realización de la actividad de capacitación de que se trate, su control administrativo y el seguimiento de las acciones de capacitación establecidas. Luego de efectuada la actividad, se procede a la EVALUACIÓN DE LA CAPACITACIÓN (4), con especial referencia a la reacción de los trabajadores y a sus cambios de conocimientos, según se expresa en la siguiente transparencia.

Los múltiples PROGRAMAS DE CAPACITACIÓN (5) de la empresa abarcan, como puede apreciarse en la siguiente transparencia, entre otras, las siguientes dimensiones: nivelación de enseñanza media, mallas curriculares para obras, capacitación social, programas de certificación en obra, capacitación técnica por área definida, perfeccionamiento para supervisores, formación de instructores técnicos, un programa de gestión de calidad, entrenamiento, capacitación para profesionales en obras de construcción y desarrollo a nivel gerencia'.

En tal sentido, y a modo de ejemplo, existe el Proceso de Certificación, que es un sistema mediante el cual los trabajadores de la empresa se someten a métodos de evaluación relativos al cumplimiento de ciertos requisitos para el desempeño de su puesto de trabajo. A través de la Certificación, la empresa en cuestión ha capacitado a cerca de 5.000 trabajadores a nivel nacional, en una labor pionera en el sector de ingeniería y construcción.

La empresa de ingeniería y construcción a la que me refiero confecciona además una MALLA CURRICULAR (6) para trabajadores en obras - según se exhibe en la próxima transparencia-, relativa a los requerimientos de capacitación para cada función al interior de esta empresa, con los consiguientes cursos destinados a los trabajadores. Así, por ejemplo, la especialidad de capataz eléctrico tiene un programa de capacitación que incluye 24 horas de matemáticas generales, 24 horas de programación, 40 horas de comando eléctrico industrial, 12 horas de montaje, 36 horas sobre técnicas de los materiales eléctricos y 12 horas de seguridad y prevención de riesgos.

La capacitación resulta fundamental para ascender en la carrera laboral en obras civiles, desde los niveles inferiores de la organización hasta la categoría de supervisor de obras, tal como nos lo muestra la transparencia sobre DESARROLLO DE CARRERA EN OBRAS CIVILES (7).

Durante 1998, la empresa que he mencionado, utilizó el 100% de la franquicia tributaria del Estatuto de Capacitación y Empleo, efectuando actividades para 1.388 trabajadores. En cuanto al porcentaje de DISTRIBUCIÓN DE INVERSIÓN EN CAPACITACIÓN ENTRE LOS AÑOS 1995 y 1998 (8), que se observa en la siguiente transparencia, un 62% en el último año, del total de esa inversión se destinó al personal de obras.

CONCLUSIÓN

Quisiera terminar estas palabras invitando a quienes, en esta audiencia, tienen el influjo o el poder de decisión que permitirían a sus empresas realizar más actividades de capacitación. Como lo he señalado, la capacitación permite el crecimiento y la prosperidad de nuestro país y constituye, al mismo tiempo, un deber de solidaridad que no podemos omitir.

Juan Eduardo Errazuriz: Ex Presidente CCAF Los Andes

Juan Eduardo Errazuriz

Ex Presidente CCAF Los Andes, Consejero Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Entrevista al Sr. Juan Eduardo Errázuriz. En Concreto, v.2:no.21, 2004.

“Sin dudarlo, afirma que la Cámara es una entidad excepcional, donde toda la gente que trabaja lo hace con un afán de servicio por los demás enorme y encomiable. Hay un “Espíritu Cámara” entre sus integrantes” 

Alberto Collados: Presidente de la Comisión Permanente de la Vivienda 1998 - 2010.

Alberto Collados

Presidente de la Comisión Permanente de la Vivienda 1998 - 2010. Consejero Nacional Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Introducción libro “55 años de la Cámara Chilena de la Construcción”, 2006.

“El “Espíritu Cámara” inmensamente difícil de definir con algún acierto, pero que quienes están involucrados perciben de forma intuitiva y emocional, debiera aflorar torrencialmente aquí y allá, acompañar la lectura, _ continua, discontinua, picoteada, retroactiva, no es libro que requiere una mayor disciplina lectora_  e ir dejando, a través de las historias y las ideas de la Cámara, una cierta impregnación con sus nobles resinas” 

Otto Kunz: Presidente Nacional 2004 - 2006

Otto Kunz

Presidente Nacional 2004 - 2006, Consejero Nacional Honorario. Integrante del Grupo Alerce.

Palabras de Otto Kunz al dejar la presidencia, Editorial, En Concreto, v.4:no.49, 2006.

“Me voy con la convicción de que nuestra Cámara es una entidad confiable, que despliega una actividad proactiva permanente e insustituible por el bien común…Es con esta colaboración [en la mesa directiva] que se manifiesta día a día el “Espíritu Cámara” que nos une y nos da sustento para avanzar y acrecentar el prestigio y las fortalezas de nuestra institución” 

Augusto Bruna: Ex Presidente de la Comisión Laboral

Augusto Bruna

Ex Presidente de la Comisión Laboral. Consejero Nacional Electivo por el Comité de Contratistas Generales. Integrante del Grupo Alerce.

Testigo Privilegiado. En Concreto, v.9:no.99, 2011.

“Los fundadores de la Cámara estaban inspirados, en una proporción muy alta, en la doctrina social cristiana. Ellos creían firmemente en que los empresarios tenían una responsabilidad social, y que junto con generar empleo y utilidades, debían preocuparse de sus trabajadores…sobre esa base se fue desarrollando la Red Social y se realizaron muchas obras” 

Alfredo Behrmann: Presidente del Grupo Alerce 2014 - 2015

Alfredo Behrmann

Consejero Nacional Honorario. Presidente del Grupo Alerce 2014 - 2015.

Cuaderno Alerce no. 2 (2016)

“El “Espíritu Cámara” nos compromete a no buscar el poder por el poder sino servir a los demás, sentirnos iguales y solidarios…para mí es un orgullo haber pertenecido a una de las instituciones que más ha trabajado, y sigue haciéndolo, por mejorar día a día la vivienda, infraestructura, educación, salud y el desarrollo social de todos sus habitantes” 

REFLEXIÓN SOBRE ESPÍRITU CChC

¿Qué entiende por Espíritu Cámara?

Es el mensaje que debe ser condensado en la mente y cuerpo de cada socio para cumplir y hacer cumplir durante toda su vida activa que logre concretar dentro de la CCHC y sus diferentes filiales/estamentos en que le toque actuar o incluso opinar, a fin de resguardar permanentemente el espíritu que nos legaron sus fundadores y continuadores a lo largo del tiempo.

¿Qué elementos de la actualidad deberían manifestarse en el Espíritu Cámara?

Habiendo ya tenido la CCHC, al menos, 3 épocas distintas claramente identificables en su historia desde su fundación, es obvio que los socios vigentes al día de HOY pueden tener también diferentes experiencias y visiones sobre el mundo que les rodea, por lo cual es necesario buscar los consensos a través de los textos de las actas de fundación y aquellos de los diferentes códigos que se han puesto a disposición y consideración posteriormente, a lo largo de los 65 años recién cumplidos.

No cabe duda que es fundamental hacer llegar esta consulta también, por lo menos, a los socios con al menos 10 años de permanencia activa para saber en qué grado ellos podrían tener haber asumido qué significa el Espíritu Cámara.

¿Cómo transmitiría el Espíritu Cámara a las próximas generaciones?

En el Cuaderno N° 2 del Grupo Alerce me permití acotar lo que pude vivir primero fuera y después de poco tiempo DENTRO de la Cámara, por lo que siento más que necesario recoger a la brevedad dichas opiniones y aprovechar de dialogar, como Grupo Alerce, con todos los socios nuevos que los directivos regionales nos vayan sugiriendo desde ya.

Helmuth Stehr:

Helmuth Stehr

“…la vocación de colaborar a sus fines gremiales y de servir a la comunidad, más allá de los intereses de sus empresas y de sus trabajadores…”.

Mario Seguel:

Mario Seguel

“Testimoniar los principios y valores que en el tiempo se han ido transformando en una fuente de ideas e inspiración para dirigentes y socios de la Cámara Chilena de la Construcción”

Sergio Icaza:

Sergio Icaza

“Uno de los secretos del éxito de nuestra empresa radica en un curioso convenio de palabra. Un acuerdo de caballeros que establece que ninguno de los socios tendrá jamás, a no ser que estén todos de acuerdo, una sociedad externa. Actuamos para todo juntos y si alguien no quiere algo, no se hace. Este ha sido el pilar de nuestro desarrollo”

Hugo Bascou:

Hugo Bascou

“Se entiende que son las leyes no escritas las que, sumadas a los estatutos y reglamentos, orientan el cumplimiento de las normas éticas, de las leyes y del bien común por encima de intereses individuales de cada empresa o persona”.

Max Correa:

Max Correa

“…en dos palabras el Espíritu Cámara es entregarse por entero a los demás sin recibir nada a cambio…”.

Blas Bellolio:

Blas Bellolio

“Requerimos de más y mejores socios con vocación de servicio y espíritu de entrega para contribuir a través de la actividad de la construcción, al progreso y bienestar económico y social del país”.

José Antonio Guzmán Matta:

José Antonio Guzmán Matta

“…me parece indispensable reafirmar que uno de los objetivos fundamentales que nos inspira como empresarios, es el de procurar a todos los chilenos que lo requieran, un empleo digno, estable, remunerado en forma justa…”

Juan Eduardo Errázuriz:

Juan Eduardo Errázuriz

“Una de las principales inquietudes de la Cámara Chilena de la Construcción en su vocación de servicio a la comunidad es aportar el acervo técnico y profesional de sus miembros a la solución de los grandes problemas nacionales vinculados con la industria de la construcción”.

Barham Madain:

Barham Madain

“Desde sus orígenes, ha sido preocupación prioritaria de la CChC la prevención de riesgos de accidentes del trabajo en las empresas asociadas a ella. Creemos tiene trascendencia el realizar este tipo de jornadas debido a las implicancias laborales, sociales y económicas que alcanzan a todas las empresas de nuestro sector; es por ello que estamos empeñados en despertar conciencia en nuestros asociados sobre la necesidad de disminuir al máximo los índices de accidentabilidad que exhibe el sector de la construcción”.

Daniel Hurtado:

Daniel Hurtado

“El gremio debiera tener una conducta ejemplar, a la altura de lo que la sociedad espera de nosotros. Nuestro desafío es proveer a nuestros socios y, por extensión, al resto de los actores del sector, de herramientas para lograr tal conducta”.

Eduardo Waissbuth:

Eduardo Waissbuth

“Cuando ingresé a la Cámara, lo hice con el propósito de obtener información actualizada, sin embargo a medida que fui conociendo más profundamente sus valores gremiales, comencé a participar más activamente en la institución”.

Hernán Levy:

Hernán Levy

“El 2001 recibimos el premio a la Calidad de la CChC. Somos una empresa con trabajadores motivados, donde por sobre todo se respeta a las personas. Dentro de esta preocupación por el ser humano, tenemos un plan de nivelación educacional y nuestro objetivo es que nuestros trabajadores terminen al menos la enseñanza media”.

Jaime Allende:

Jaime Allende

“Manifesté mi preocupación por la forma en que se trabajaba en las primeras obras que participé, para mí era un problema muy serio y lo hice ver. Pese a eso y a que no había ningún experto con el cual asesorarse me preocupé de buscar un jefe de obra que supiera del asunto”.

Jaime Danús:

Jaime Danús

“Tenemos algunos afiches (págs. 141 a 147) que fue otra iniciativa para que los socios los pusieran en sus obras y así inhibir los actos corruptos. Son prácticas que también he implementado, que han resultado, por lo tanto mi mensaje es que dediquemos tiempo, sobre todo a los jóvenes a hablarles de estos temas”.

Juan Ignacio Silva:

Juan Ignacio Silva

“En el directorio de la Cámara ha sido debatida la alternativa de permitir a la Comisión de Ética el conocimiento de denuncias de actuaciones reñidas con la ética provenientes de terceros, y que comprometiendo a sus socios en particular, atenten en definitiva, contra el sector de la construcción en su conjunto”.

Luis Héctor Bravo:

Luis Héctor Bravo

“Uno tiene los principios, tiene los valores, que transmite a su empresa”.

Luis Nario:

Luis Nario

“La Responsabilidad Social Empresarial ha existido siempre y creo que esta Cámara la empezó a institucionalizar a partir de la Red Social. Comenzamos con la Caja de Compensación Los Andes, luego la Mutual de Seguridad, además la Fundación de Asistencia Social que nació en momentos en que el país estuvo muy mal económicamente. Actualmente, se dedica a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, a través de programas de asistencia social y de capacitación”.

Manuel Fernando Valenzuela:

Manuel Fernando Valenzuela

“Cuando me preguntan qué me ha dado la Cámara, yo les digo: ‘olvídate de lo que te pueda dar la Cámara en pesos, tú aquí haces amigos, tú vienes a entregar tu amistad y a recibir amistad. Acá uno viene a hacer gremialismo, a entregar una pasión, un gusto’. La Cámara no es solamente venir a recibir cosas, sino que es interesante venir a entregar y recibir amistad”.

Octavio Pérez Abarzúa:

Octavio Pérez Abarzúa

“Sin duda hay aspectos filosóficos y éticos asociados a los problemas de la corrupción”

Rogelio González:

Rogelio González

“...fundamentos que dieron vida a la CChC a mi juicio son: lo ético como principio básico, el orden y la limpieza, la integridad, la puntualidad, la responsabilidad, el deseo de superación, el respeto a las leyes y reglamentos, el respeto por el derech o de los demás, el amor al trabajo, el esfuerzo por la economía y el emprendimiento”

Luis Alberto Bravo:

Luis Alberto Bravo

“Tal vez ha llegado el momento en que la CChC como un imperativo derivado de “su espíritu” y aplicando los desarrollos conceptuales recientes, estudie, promueva y ayude a sus empresas socias a incorporar orgánicamente los elementos de RSE en sus planes estratégicos y en sus programas y actividades concretas, todo ello como una expresión de una enriquecida “cultura empresarial”.

Somos parte de:

cchc-alianza_anticorrupcion
facebook twitter linkedin youtube instagram