IPoM_%285%29.JPG

Banco Central junto a CChC Calama dan a conocer Informe de Política Monetaria

13 | 06 | 2017

Por primera vez se presentó en la ciudad de Calama el Informe de Política Monetaria (IPoM) y el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del primer semestre de 2017,  ambos expuestos por el consejero del Banco Central de Chile, Joaquín Vial Ruiz-Tagle,


La actividad organizada en conjunto con la Cámara Chilena de la Construcción Calama, confirma que el diálogo entre el sector público y privado es primordial para la realización de diversas iniciativas de interés comunal y regional, generando un impacto positivo entre autoridades, empresarios, académicos y habitantes de la ciudad.


“La economía no solo se mueve por variables macro económicas e internas, sino que además por la información y nuestros ciudadanos, autoridades, empresarios, necesitan tener esta información de primera línea para la toma de decisiones y saber cómo está el país, por lo mismo para nosotros es una gran oportunidad tener a expertos en la materia en nuestra ciudad, manifestó Carlos Villablanca, Vicepresidente de CChC Calama.


Por su parte el consejero del Banco Central, Joaquín Vial, entregó detalles del IPoM documento trimestral que aborda la evolución reciente y esperada de la inflación, considerando una visión específica de la Región de Antofagasta, para continuar con el Informe de Estabilidad Financiera, cuya publicación es semestral, en la que se analiza el entorno macroeconómico y financiero.


“Por primera vez estamos en Calama presentando el IPoM, y para nosotros es importante transmitir nuestra visión a las distintas regiones y ciudades del país, para tener un intercambio de opiniones y que la gente perciba al banco central como algo real y concreto e interiorizarnos de  las inquietudes y problemas que ve la gente en sus distintas realidades”, señaló Joaquín Vial, consejero del Banco Central de Chile.


Además de la exposición, los asistentes generaron preguntas, las que fueron resultas por el consejero junto al vicepresidente del gremio, en donde primaron consultas relacionadas con minería y la proyección para los próximos años, ante lo cual el consejero afirmo que este mal periodo debería finalizar éste año.


Análisis del Informe de Política Monetaria de junio 2017


El Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio del Banco Central de Chile presenta una estimación de crecimiento de la actividad económica interna de entre 1 y 1,75% para este año y entre 2,5% y 3,5% para el próximo, con una inflación anual que después de bajar a niveles cercanos al piso del rango de tolerancia en los próximos meses volverá a 3% a fines de año, oscilando en torno a ese valor hasta mediados de 2019.


El IPoM señala que la inflación no muestra mayores novedades respecto del Informe de marzo pasado. Por un lado, su evolución reciente muestra que el incremento anual del IPC se ha mantenido en 2,7% desde febrero, mientras que la inflación subyacente –el IPCSAE, que no incluye precios de alimentos y energía- ha disminuido levemente. Asimismo, las perspectivas de corto y mediano plazo tampoco muestran mayores cambios.


TPM


Respecto de la Tasa de Política Monetaria (TPM), dice que el supuesto de trabajo es que seguirá una trayectoria coherente con la que mostraban las distintas medidas de expectativas en los días previos al cierre del Informe.


Señala que considerados los recortes ya efectuados, la política monetaria ha llegado a un nivel de expansividad elevado y coherente con una inflación en 3 por ciento en el horizonte de proyección. Puntualiza que el Banco Central no reaccionará a datos puntuales, sino a cambios discernibles y sustanciales en el escenario macroeconómico futuro que pudieran comprometer el cumplimiento de sus objetivos.


El IPoM dice que las bajas en la Tasa de Política Monetaria (TPM) se han ido incorporando en el costo del crédito. Más allá de vaivenes actuales, las tasas de interés de las colocaciones de consumo, comercial e hipotecarias están en niveles bajos en perspectiva histórica.


 


Crecimiento


Dice el IPoM de junio que el ajuste en el rango de crecimiento responde a la revisión habitual para esta época del año –un estrechamiento de un cuarto de punto porcentual respecto del IPoM previo‑ y la mayor debilidad de la minería. Tanto porque el primer trimestre fue más negativo que lo previsto como porque los efectos de la huelga en Escondida se han traspasado al segundo cuarto. Del mismo modo, se sostiene que las perspectivas para el resto de los sectores de la economía no han variado.


Considera que la economía retomará mayores tasas de crecimiento hacia fines del 2017 y el 2018, coherente con una economía que no muestra desbalances relevantes y en la que se disiparán gradualmente algunos de los factores puntuales que han impedido un mejor desempeño en años recientes -como por ejemplo, la importante caída de la inversión minera en los últimos 3 años. Suma a ello una política monetaria más expansiva y un impulso mayor del sector externo. El Informe asume que la política fiscal continuará la consolidación anunciada por el Gobierno.


El IPoM parte diciendo que el escenario macroeconómico ha evolucionado en línea con lo que estaba previsto en el Informe de marzo. Añade que la actividad del primer trimestre tuvo un crecimiento casi nulo, muy influenciado por el paro en Minera Escondida, dentro de un contexto en que sectores ligados a la inversión en construcción permanece muy débil.


Agrega que en el resto de los sectores se ven dos tendencias. Por un lado, está la debilidad de la construcción y los servicios asociados y, por otro, un desempeño más estable del consumo privado, impulsado fuertemente por el de bienes durables.


“La mayor estabilidad del consumo se da en un contexto en que las expectativas de los consumidores, si bien siguen en niveles pesimistas, han mejorado algo”, señala el Informe, proyectando un crecimiento en el consumo total, privado y público en torno a 2,5% este año y 3% el próximo.


Respecto del mercado laboral, sostiene que continúa ajustándose en línea con lo previsto. Añade que la tasa de desempleo ha sido baja desde una perspectiva histórica, pero con variaciones anuales del empleo asalariado que siguen siendo negativas y con remuneraciones que continúan desacelerándose. En su presentación, el Presidente del Banco hizo notar que pese a los aumentos recientes, el peso relativo del empleo no asalariado se ubica actualmente en el promedio del período 2010-2017 y significativamente por debajo del de períodos recesivos.


 


Sector Externo


El Informe entregado por el Banco Central dice que no hay grandes divergencias en el sector externo respecto de lo que se había previsto. Precisa que en las economías desarrolladas se sostienen los signos de repunte; que el crecimiento en China continúa estable, y que en América Latina la actividad ha sido más débil de lo esperado, aunque la menor inflación ha permitido normalizar más rápido la política monetaria en algunas economías.


Para los años 2017 y 2018 se prevé que el crecimiento mundial promediará 3,5% y el de los socios comerciales de Chile, lo hará en 3,3%.


Se mantienen las proyecciones para el precio del cobre y del petróleo. En el caso del cobre el precio proyectado es de US$ 2,55 la libra este año y US$ 2,5 el próximo y en el del petróleo, un promedio de algo más de US$ 50 el barril.


 


Escenarios de riesgo


El Informe sostiene que las principales fuentes de riesgo en el sector externo son la evolución de la política fiscal y monetaria en Estados Unidos y su impacto sobre la economía mundial y las condiciones financieras.


Respecto de Europa, dice que los recientes resultados eleccionarios han ido disipando algunos de los riesgos políticos, aunque no es descartable que la economía global reciba un impulso adicional desde esa región. En cuanto a China, sostiene que sigue siendo una preocupación, porque algunos datos coyunturales han sembrado dudas respecto de la trayectoria futura de la actividad, con algunos mercados que exhiben desequilibrios importantes. Para América Latina señala que los recientes acontecimientos en Brasil podrían generar efectos más relevantes sobre las condiciones financieras para la región.


En el plano interno, el Informe dice que sigue siendo un riesgo que las empresas requieran hacer ajustes mayores en sus planillas de personal, especialmente si las perspectivas de recuperación de la actividad no se materializan, lo que podría debilitar el crecimiento de la masa salarial con efectos negativos en el gasto.


Pero agrega que, en contraste, un mayor impulso externo y una mejora en las expectativas podrían hacer reaccionar la inversión con más fuerza, especialmente en un contexto donde la política monetaria se ha tornado más expansiva y las condiciones financieras locales y externas son favorables.


El balance de riesgos para la inflación y la actividad contenido en este IPoM está equilibrado.


 


Análisis del Informe de Estabilidad Financiera del primer semestre del 2017


El Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del Primer Semestre de 2017 del Banco Central de Chile señala que los sistemas de pagos han funcionado con normalidad y que el sistema financiero se encuentra en una posición adecuada para resistir el impacto de escenarios de tensión, aunque desarrollos recientes dan cuenta de un aumento gradual de los indicadores de riesgo de crédito, advirtiendo la posibilidad de que estos se sigan deteriorando si se prolonga la desaceleración de la actividad económica local.


 


Agentes locales


Señala el Informe que los desarrollos observados en el mercado del trabajo se han comenzado a reflejar en un deterioro de los indicadores económicos y financieros de los hogares. Agrega también que el endeudamiento agregado de estos continúa aumentando y que es la deuda hipotecaria la que más contribuye a esa tendencia.


 


Respecto de las empresas, dice que su posición financiera no presenta mayores cambios respecto de informes previos. Agrega que la deuda total sobre PIB se redujo levemente, explicada en gran parte por fuentes de financiamiento externas. No obstante, indica que el menor dinamismo de la economía ha afectado en el margen el comportamiento de pago de las firmas.


 


Mercado inmobiliario


En cuanto al sector inmobiliario residencial, el IEF señala que este continúa ajustándose: por una parte, las ventas de viviendas nuevas en la Región Metropolitana se recuperaron lentamente; por otra, los precios de viviendas usadas y nuevas redujeron sus tasas de expansión en la segunda mitad del 2016. También indica que si bien los desistimientos de compras de vivienda se han mantenido acotados, es posible que éstos se incrementen ante un mayor deterioro en el mercado laboral.


 


Bancos


Indica el informe que la capitalización de la banca no presentó cambios relevantes pese a que las perspectivas económicas se han deteriorado en los últimos años. Así, el Índice de Adecuación de Capital para el sistema aún se encuentra por debajo de los estándares internacionales y que los ejercicios de tensión dan cuenta que las holguras de capital de la banca se han reducido en los últimos años. En este contexto, se señala que la nueva Ley General de Bancos contemplaría una convergencia gradual hacia el marco de Basilea III, el cual implica mayores requisitos de capital.


 


Sector externo


El Informe del primer semestre advierte que alzas de tasas de interés de largo plazo en economías desarrolladas mayores a las esperadas siguen siendo un riesgo externo relevante para la estabilidad financiera en Chile.